ArticulosBlog

Organización: no es un secreto, es un hábito

Es difícil decirte exactamente cómo organizar tu tiempo, pero te voy a explicar cómo fluye mi día a día, para que tomes los hábitos que se ajusten a tu forma de trabajar y puedas optimizar tus actividades si te dedicas a la música. Esta es la forma en la que aplico la organización del tiempo.

 

M de Mañana, Mezcla y Mastering

Le dedico todas las mañanas a mis trabajos de mezcla y mastering. Me acostumbré a hacerlo de esa manera porque en las primeras horas del día me siento con la mente más abierta para los procesos técnicos y metódicos.

En las mañanas hago mi trabajo más ligero a nivel de creatividad, por eso no puedo hacer un riff de Death Metal a las 8 AM, no me sale. Mi cerebro no piensa tan oscuro a esa hora jaja, sin embargo, si es necesario dedicar un día completo a la composición, lo hago desde que me levanto.

Trato de trabajar en las partes más sencillas y técnicas durante las primeras horas, por ejemplo, en las bases de la batería, las bases rítmicas de la canción, los patrones y toda su estructura. Esto me puede tomar mediodía o hasta un día completo, dependiendo del proyecto.

 

organizacion del tiempo musica produccion musical

Las tardes son para practicar

Las horas de la tarde son mis predilectas para calentar, practicar y tocar cualquier instrumento, en mi caso, el bajo y la guitarra (también la batería cuando la tenía en el estudio). Es mi forma de descansar después del almuerzo. Me pongo a tocar, a componer una canción nueva o toco sobre un tema que ya esté grabado.

Me gusta mucho poner mis discos y tocar encima de la música, porque eso me ayuda bastante a recordar mis propias canciones, y cuando no recuerdo una parte específica, intento tocarla exactamente igual, como una especie de reto pequeño que me ayuda a mantenerme en forma.

La musa llega en la noche

Mi momento creativo es en las noches, es el horario en el que más me inspiro, sin embargo, si se trata de un día de composición, la rutina cambia por completo, ya que si hago mis actividades diarias comunes, tendré la mente agotada cuando llegue la noche. Empiezo a componer y hacer arreglos a partir de las 6 PM y el resto del día hago cosas que no tienen nada que ver con trabajo, al menos no directamente.

produccion musical ingenieria de sonido musicos

A veces me siento en un sofá o me acuesto en la cama con los audífonos para escuchar música nueva y analizar su estructura y su afinación. También veo vídeos playthrough de diferentes agrupaciones para ver qué elementos usan, cómo tocan y aprender un poco de lo que hacen.

En ocasiones simplemente hago cosas muy triviales como jugar PlayStation, aunque parezca extraño, me ayuda a enfocarme cuando llega el momento de componer porque no tengo el cansancio de una jornada completa, así la creatividad fluye muy bien en los arreglos y composiciones.

Para mí la noche es ideal para trabajar en toda la parte melódica y dedicarme a una canción con mayor profundidad. En ese momento tengo la mente más abierta para componer. 

 

 

 

Así organizó mi tiempo, este es mi día a día usual y también me gustaría conocer el tuyo. Seguramente aprenderé algo de ti.

¿Tienes una rutina de trabajo? ¿En qué momento te sientes con mayor creatividad durante el día? Cuéntame por aquí o en mis redes sociales.

 

Comparte este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *