MEZCLAR CON MONITORES O AUDÍFONOS

MEZCLAR CON MONITORES O AUDÍFONOS

Cuando se trata de mezclar con monitores o audífonos, lo más conveniente es que tomemos como fuente de referencia el sistema la que estemos acostumbrados y nuestros oídos conozcan a la perfección, pero también es verdad que dependiendo lo que vayamos a hacer debemos elegir que tipo de sistema usaremos.

Mezclar con monitores y mezclar con audífonos son cosas totalmente diferente, pero cada uno tienes su beneficios, sobre todo hoy en día cuando el 90% de las personas escuchan todo con audifonos, pero también pueden perjudiciales.

En este artículo quiero hablarte de lo que puedes conseguir con uno o con otro, de tal manera que puedas saber cual es la manera más correcta de trabajar tus mezclas.

¿Cómo lo reciben nuestros oídos?

Las diferencias entre la mezclar con monitores y mezcla con audífonos se basa en la manera en la que nuestros oídos perciben lo que estamos escuchamos.

Con sonidos normales (de la vida diaria) nuestro cerebro procesa lo que nuestros oídos derecho/izquierdo escuchan de una diferente manera.

Nuestro cerebro analiza las diferencias entre la frecuencia y el tiempo entre ellos para distinguir la dirección de un sonido, sin embargo esto no es igual en las grabaciones binaurales.

Las grabaciones binaurales crean un sonido direccional de una manera bastante realista, lo que se traduce a que nuestros dos oídos reciben el sonido al mismo instante, causando la sensación de que el sonido viene adentro de tu cabeza.

Una experiencia diferente…

Como ya sabemos, el sonido llega a nuestros dos oídos en el mismo instante (sin importar el ángulo del que provenga el sonido), cualquier instrumento/elemento puede parecer que está más lejos o cerca de lo que en realidad está, así como los reverbs y delays incluidos pueden crear más profundidad.

Con los monitores, estamos incluyendo la reverberación natural del cuarto, lo que atenúa un poco las ondas de sonido más agresivas y le añade algo de ambiente a lo que escuchamos.

Lo que esto causa es que los elementos que escuchamos suenen con un poco más de reverberación, con un poco más de agudos.

De igual manera, escuchar monitores resulta una experiencia diferente.

En la mezcla con monitores, si estás frente a ellos, escuchas el monitor derecho y el monitor izquierdo. Con tu oído derecho escuchas la bocina derecha, SIN EMBARGO también escuchas un poco de la bocina izquierda y viceversa ¿correcto?.

Por lo tanto aquì ya tienes una gran diferencia entre mezclar con monitores o audífonos 😉

¿Cómo lo escucha el público?

Quiero ser bastante claro con esto… mezclar con audífonos o mezclar con monitores no hará que tus mezclas suenen mejor. Con ambos sistemas puede sonar increíble o sonar como una mie…todo depende de tus habilidades como Ingeniero de Mezcla y del uso correcto de tus herramientas.

Pero.. ¿Cómo escucha la música la gente?

  • Audífonos de buena calidad
  • Audífonos de mala calidad
  • Bocinas de buena calidad
  • Bocinas de mala calidad
  • Sonido de auto de buena calidad
  • Sonido de auto de mala calidad

Y LO PEOR… en los micro speakers ¡DEL CELULAR! Después preguntan cómo podría uno convertirse en un serial killer 🤪

En fin… Todo esto lo tenemos que saber desde un inicio por la siguiente razón:

Si nuestros oyentes van a escuchar la música de MUCHAS diferentes maneras, ¿por qué nosotros usaremos sólo una referencia para mezclar?

Yo normalmente pruebo todas mis mezclas en diferentes sistemas, tanto en audífonos como en monitores, de hecho tengo tres sistemas de monitoreo y dos sistemas de audifonos, y no crean que todos son de las mejores marcas, eso sería un ERROR.

Mis monitores principales son unos Mackie Hr824 (bastante buenos ganadores de premios bla bla) Pero también tengo uno fieles amigos de M-AUDIO modelo Bx5 primera generación, los he mandado a reparar 2 veces ya y se les han quemado los tweeter dos veces también jajaja pero ¿por qué me gustan tanto? Sencillamente porque suena SUPER planos y pequeños, son solo 5 pulgadas sin casi low end así que si mis mezclas suenan bien ahi si romper los conos es porque voy por buen camino. 

También uso un viejo sistema de surround 5.1 Panasonic con un subwoofer y 4 speakers terribles el tamaño de un vaso, pues con ese sistema puedo medir como están los bajos para esas personas que escuchan musica en sistemas con bajos exagerados, sin medios y todos los agudos (personas sin amor a la vida pues… jajajaja)

Y por último mis dos pares de audífonos, unos AKG K-240 y los de mi iPhone

Con eso ya puedo sentirme seguro.

La diferencia entre Monitores y Audífonos son los detalles.

Te daré unos tips de las cosas que tienes que tener en cuenta cuando decidas ponerte o quitarte los audífonos

Con los audífonos, puedes escuchar detalles de los tracks en los que pudiste haber dejado pasar por los monitores, tipo el sonido del metrónomo, alguno crossfade que no está funcionando o si algún track está clippenado.

Cuando mezclas con audífonos, los efectos de paneo, reverberación y delay serán mucho más pronunciados que en los monitores, debido a que estás escuchando una fuente directa a nuestros oídos y no está afectada por el entornos de unos monitores que de por sí ya tienen un reverb natural debido al espacio en el que nos encontramos, por lo que es probable que con los monitores tengas que añadir más nivel para lograr un buen resultado.

De igual manera, elementos más suaves como pads o armonías de voces pueden sonar mucho más suaves en los audífonos, por lo que con los monitores tendrían que elevarse. Debes conseguir el balance perfecto entre un sistema y el otro.

Los elementos de percusión como la Batería pueden sonar mucho más fuertes y presentes en los audífonos, por lo que en los monitores pudieran bajar su volumen haciendo creer que no tenemos suficiente volumen. Pero toma en cuenta esto para no te dejes engañar y comiences una contienda entre los dos sistemas y no saber cual tiene la razón 😉

Conclusión:

Cuando se mezcla con audífonos, es más difícil el evaluar el “width” o el espacio de la mezcla estéreo, pues el sonido está directo a nuestros oídos.

Usar un par de monitores nos permite escuchar ambas bocinas con ambos oídos, pero a diferentes proporciones, por lo que podemos tener una imagen estéreo más real.

Al final, es tu mezcla y tu decisión. Cada ingeniero consigue su propio sonido como les comente anteriormente en el artículo “Cómo mejorar el sonido de tus mezclas” y eso es lo importante de esto.

Sin embargo, no puedes obligar a que la gente escuche música como lo hacemos nosotros, debemos adaptarnos a las necesidades y exigencias de nuestros oyentes, pues es a quien diriges el producto final.

¿Tú qué prefieres? Mezclar con monitores o mezcla con audífonos?

Deja tus comentarios aquí y no olvides dejar alguna sugerencia para próximos artículos para que asi nuestra comunidad siga creciendo profesionalmente.

Abrazos!!

Felipe Grüber

Productor musical e Ingeniero de mezcla y mastering profesional.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Hola Felipe! Excelente artículo, muy claro, preciso y conciso. Me aclaró perfectamente una duda que tenía de otro artículo tuyo 🙂

    En cuanto a la terminología, no me quedó muy claro qué es el «width», a pesar de que lo explicaste brevemente… De igual forma no tengo idea de qué significa que algún track esté «clippenado»…

    Gracias de antemano por tu respuesta y por toda la información que compartes acá y en las redes. Saludos! <3

    1. Hola Jessy!

      Width quiere decir «expansión» en el audio específicamente, cuando escuchas una mezcla que suena abierta y grande es porque tiene bastante width, por ejemplo. El Clipping es simplemente cuando en un tracks llegamos a rojo, señal distorsionada digitalmente, la saturación y la distorsión como procesos son muy diferentes a cuando una señal digitalmente esta en ROJO, cuando eso pasa es porque nuestras señal esta llegando muy duro a nuestra interfaz.

      Saludos.

Deja un comentario

Cerrar menú