LOS 5 ERRORES MÁS COMUNES DE MEZCLA

LOS 5 ERRORES MÁS COMUNES DE MEZCLA

En este artículo quiero mencionar los 5 errores más comunes en un mezcla que muchas personas cometen y posiblemente tú también los estés cometiendo. Lo bueno es que te enseñaré cómo solucionarlos.

1. No imaginar el resultado final en nuestra cabeza

Como he mencionado en artículos anteriores, siempre debemos tener una brújula mental sobre el sonido que queremos conseguir, pero no solo se trata de QUERER sonar de una manera y obligar nuestra canción a sonar de esa manera, primero debemos escuchar el tema, analizarlo y a hacer un diagnostico de lo que necesita.

Debemos tener un propósito y ese propósito es llegar a un punto establecido mentalmente aplicando las herramientas que sean necesarias.

Brújula - 5 errores más comunes de mezcla

Es como agarrar nuestro automóvil y conducir sin destino, fácilmente nos perderemos en la vía o peor aún, llegaremos a lugares tan lejanos que después no sabremos cómo regresar al punto de inicio.

Siempre escucha unas 3 o 4 veces el tema sin hacerle nada, para así entender que es lo que la canción nos esta diciendo y pidiendo, luego usaremos esa info sumada a lo que nosotros queremos hacer.

2. Enfocarse en elementos aislados y no en un todo

Ya saben que muchas veces debemos tratar nuestras mezclas como un todo, porque eso son, una suma de muchos elementos dando por resultado una obra musical.

Enfocarte en que las guitarras o la batería suenen bien desde el principio hará que te fatigues rapido, te frustres y que la mezcla se torne infinita. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que todos tus instrumentos tengan un nivel coherente aplicando buen gain staging como lo muestro aquí, y luego balanceando volúmenes con tus faders sin aplicar ningún tipo de proceso.

3. Mezclar en SOLO todo el tiempo

Como vengo mencionando anteriormente, debemos tratar nuestros tracks como un todo, por lo tanto, si procesamos un track en solo no necesariamente sonara bien cuando incluyamos los demás instrumentos. El solo es una herramienta muy necesaria para detectar problemas, para conocer el carácter del instrumento y saber hacia dónde dirigirnos en contexto.

No mezcles usando solo a menos que quieras aislar ese track para corregir un problemas de armónicos o resonancias, o de edición.

Estoy seguro que si a partir de hoy comienza a ecualizar tus pistas en contexto sentirás un cambio enorme.

4. No usar temas/mezclas de referencias

Esto no quiere decir que vayas a copiar el sonido de una mezcla, eso es imposible pero lo que si es muy posible es que recalibres tus oidos cada vez que te vayas a enfrentar a un mezcla nueva.

Reproduce alguna de tus mezclas favoritas de tu ingeniero o productor favoritos a través de tus monitores por 30 segundos y luego comienzas a mezclar. Si quieres conocer lo importantes que son los temas de referencias y cómo los utilizo entra aquí.

5. No cuidar nuestros oídos y exceder nuestro tiempo de escucha

Nuestros oídos son órganos sensoriales que fácilmente se fatigan, así que si pasamos muchas horas mezclando caeremos en un loop donde cada vez todo nos sonará peor y peor. Debemos tomar descansos cada 3 o 4 horas, puede comerte un snack, ver las redes sociales, o simplemente ponerte a jugar con tu mascota (si tienes una).

Tus oídos son la clave de tu sonido, tratalos bien.


Si por casualidad llegaste a este artículo por una búsqueda en Google o por referencia en alguna de tus redes sociales, te invito a que te unas a mi comunidad para que seas el primero en recibir más contenido como este y también algunos regalos como guías de EQs y uno de mis IR favoritos

Suscríbete aquí

* indicates required

Felipe Grüber

Productor musical e Ingeniero de mezcla y mastering profesional.

Deja un comentario

Cerrar menú